Amor en el trabajo, ¿un juego o un grave error?

Amor en el trabajo, ¿un juego o un grave error?
Amor en el trabajo, ¿un juego o un grave error?

Te levantas como todos los días pero hoy haces cada paso con extremo cuidado, te vistes con lo mejor que tienes, usas tu perfume favorito y te arreglas para estar lo más irresistible posible. ¿Por qué tanto esmero?

¿Se trata de un evento especial? ¿Una entrevista de trabajo? ¡Pues no!, todo lo has hecho por ese(a) nuevo(a) compañero(a) de trabajo que te hace suspirar y dar en cada situación lo mejor de ti… ¡ay el amor y sus cosas!

En algunas empresas las políticas en esta materia son muy estrictas. Las relaciones sentimentales están prohibidas entre los trabajadores. ¡Cómo si se tratase de algo controlable, medible y sobre todo evitable! Incluso, varios estudios prueban, que las relaciones amorosas en el trabajo pueden traer múltiples beneficios a la compañía, cuyo trabajador llevado por este poderoso sentimiento, estará más contento, motivado y por ende trabajará más y mejor.

Amor y trabajo ¿Aventura de alto riesgo?

Antes de lanzarte a esta delicada aventura debes recolectar la mayor cantidad de datos posibles. Debes averiguar su cumpleaños y ver qué tan compatibles son. Si logras saber la hora de nacimiento puedes tener cálculos más precisos en esto y saber si de verdad las cosas entre ustedes funcionarán.

También puedes consultar a María Jesúsuna de nuestras mejores videntes. Ella podrá darte datos más precisos sobre tu futuro amoroso y aconsejarte.

Una vez hayas recolectado todos los datos posibles solo te queda leer detenidamente nuestra lista de pros y contras para tomar tu decisión sabiendo que sea lo que sea que decidas lo has hecho luego de una buena reflexión.

Las cuatro ventajas más resaltantes de enamorarse en el trabajo

1. Cuando conoces a alguien en el trabajo sueles tener la oportunidad de conocerle bien. En situaciones de la vida real que te muestran su verdadera personalidad. Además pasamos tanto tiempo en el trabajo que finalmente nuestros colegas son las personas con quienes más convivimos.

2. Rutina más amena. Contarás con esa persona especial para ti que además tienes la posibilidad de ver muy a menudo. También es mucho más sencillo ponerse de acuerdo, cuadrar las agendas y hacer actividades juntos.

3. Tus colegas son las personas que mejor comprenden tu trabajo y los problemas de la empresa. Por esta razón se desarrolla una empatía especial entre ustedes y siempre tendrán al menos dos puntos de vista sobre la misma situación. Este compañero(a) especial puede ser un gran apoyo.

4. Será mucho más sencillo encontrar puntos en común y descubrir habilidades o hobbies semejantes ya que finalmente trabajan en la misma rama.

Las cuatro cosas que pueden salir mal al mezclar deber y placer

1. A veces sentirás que tienes muchas cosas que perder. Un problema con tu pareja, si es tu compañero(a) de trabajo, es mucho más complejo y difícil de solucionar. Además estarás expuesto(a) a este problema por mucho más tiempo.

2. Es mucho más difícil controlar los celos y las conductas destructivas cuando compartes tanto tiempo con la misma persona y en un ambiente en el que tus acciones se ven limitadas. Si él/ella tiene más responsabilidades que tú o si ves una actitud en un superior que no te gusta, ¡no puedes hacer nada! Mantener el control puede llegar a ser muy complicado.

3. Mantener la seriedad. Es indispensable que puedan ser compañeros de trabajo y no amantes o novios todo el tiempo. Es importante mantener una conducta profesional mientras se esté en la oficina y no pretender tratos especiales o concesiones por el hecho de estar en una relación. Separar las cosas puede ser una ardua tarea.

4. En una relación es importante que cada persona tenga su espacio individual en el que pueda realizar actividades por su cuenta. Este espacio permite oxigenar la relación, manteniéndola viva y activa. De no existir poco a poco la relación perderá su fuerza y pueden llegar los conflictos. Por esta razón frecuentarse con tanta facilidad puede llegar a ser un problema.

Como verás el amor dentro o fuera de la oficina y en cualquier escenario es un sentimiento muy difícil de controlar y guiar. Una relación de pareja siempre será algo complicado y a lo que se debe prestar mucha atención para lograr el éxtasis completo. Es cierto que enamorarse en la oficina puede ser divertido pero jamás será un juego. La clave está en dejarte guiar por tu corazón sin dejar de utilizar la cabeza, si logras hacer esto todo debería ir sobre ruedas.

TEMAS RELACIONADOS:
+ NOTICIASmás noticias

DÉJANOS TUS COMENTARIOS
NOTAS RECOMENDADAS