Martes, 18 de Abril de 2017 | 3:38 pm

El momento en que a una niña le pasan dos balazos a centímetros de la cabeza

Si bien era un cliente conocido en la principal casa de tatuajes de la ciudad, David Hart, de 23 años, se presentó de una manera extraña el pasado lunes. Estaba muy violento y no coordinaba bien sus movimientos. Evidentemente estaba intoxicado, probablemente con drogas.

Los tatuadores le dijeron que no podían trabajar sobre su cuerpo en ese estado. Le pidieron que se fuera y que volviera otro día. Enfurecido, Hart se retiró, pero sólo para tomar una pistola del maletero de su auto y disparar.

Increíblemente, estaba tan fuera de sí que en vez de tirar contra la tienda de tatuajes le apuntó a la barbería que se encuentra al lado. Un video filmado por la cámara de seguridad del negocio mostró el momento exacto en que los dos balazos ingresaron por la vidriera, pasando a centímetros de la cabeza de una niña de cuatro años. Si bien los proyectiles no la alcanzaron, resultó herida por los cristales que se rompieron y se le cayeron encima.

Hart escapó en su auto. Sin embargo, al día siguiente fue arrestado por la Policía.

Temas relacionados:

Déjanos tus comentarios