Miércoles, 14 de Junio de 2017 | 9:38 am

Tres hombres se casaron legalmente en Colombia

Tres hombres se casaron legalmente en Colombia
Tres hombres se casaron legalmente en Colombia

Esta trieja tiene mucho amor por dar.

Sí, leíste bien. Trieja. No es una pareja, aquí no son dos los que se aman y se casan. Son tres personas. Y en este caso específico, tres hombres.

El pasado 3 de junio, en la Notaría Sexta de la ciudad de Medellín, a las 10 de la mañana, Manuel José Bermúdez, Víctor Hugo Prada y John Alejandro Rodríguez dijeron “sí, sí quiero”.

Y así formaron legalmente la primera unión poliamorosa de Colombia. “Constitución de régimen patrimonial de trieja”, se lee en el documento público.

“Jurídicamente eso tiene tres significados: el primero es que sí constituyen una familia, el segundo es que si uno de ellos se va mañana, hay que hacer una separación de bienes y el último es que si alguno de los tres fallece, luego de mínimo cinco años de convivencia, los otros quedan pensionados, porque en Colombia se admite la pensión compartida entre varias personas”, le explicó a CNN en Español Germán Humberto Rincón Perfetti, el abogado que estuvo detrás de esta unión entre tres hombres.

“El documento es de mi creación, hice una mixtura de argumentos del derecho internacional, de derecho constitucional y derecho interno colombiano, y así lo planteé ante el notario, que dijo que legalmente estaba tan bien hecho que no podía negarse a firmarlo”, agrega.

El asedio de los medios en los últimos días los tomó a todos por sorpresa.

De hecho, querían que su unión en la notaría fuera lo más discreta posible, que pasara desapercibida. Solo los acompañaron cuatro amigas, que son las madrinas y también sirvieron de testigos.

Cuatro, porque originalmente esta familia poliamorosa no iba a estar constituida solo por Manuel, comunicador social y periodista y profesor de la Universidad de Antioquia; Víctor, estudiante de Arte Dramático, y Alejandro, licenciado en educación física y bailarín. Con ellos también vivía Alex Esnéider Zabala, quien falleció hace tres años por un cáncer.

Y en homenaje a él, y porque quieren celebrar su matrimonio en un acto público que también sea algo cultural y artístico, están planeando una ceremonia en un lugar abierto de Medellín.

“El 3 de junio firmamos el documento que nos constituye como familia y solo nos tomamos un café con nuestras madrinas. Ahora planeamos una ceremonia artística, con los grupos de danza en los que baila Alejo y bailo yo”, le cuenta a CNN en Español Prada, el menor de esta trieja.

“No queremos encerrarnos, queremos que sea un acto público, en plaza abierta y con cultura de por medio, para decirle a la gente que no nos traiga regalos, porque además con lo que tenemos en la casa estamos bien. Que su regalo sea pensar esta sociedad de una forma distinta. Con eso tenemos”, complementa el mayor, Bermúdez.

Poliamor

Para Rodríguez, el poliamor es “la posibilidad de amar a varias personas; incluso dentro de la misma relación hay muchos amores y afectos distintos”.

Eso implica, como los tres le contaron a CNN en Español, que la pareja que Rodríguez conforma con Bermúdez es diferente de la que conforma con Prada o la que tuvo con Zabala. Y así para el resto.

“Lo nuestro parte del amor. Esto no es un trío sexual, esto es poliamor; claro que tenemos sexo entre los tres, pero (nuestra unión) esta fundamentada en el amor”, cuenta Bermúdez desde el balcón de la casa donde viven en el barrio Robledo de Medellín, tras saludar a unos vecinos.

“Poliamor es entender que como ser humano puedo amar a más de una persona. Históricamente nos han enseñado que cuando uno se enamora y se casa ya se le acabó el amor y el deseo por el resto de personas y eso es medio estúpido”, continúa.

Sin embargo, insiste en que no quieren ser ejemplo de poliamor sino de amor, así, a secas. “Queremos ser ejemplo de recuperar el amor en la familia, en cualquier tipo de familia, de dos o de tres personas, de la abuela con los hijos, de los hermanos, los vecinos”.

Todavía no quieren tener hijos. Prada, sobre todo, quiere sacar adelante su carrera. Pero no lo descartan.

“Y esa debe ser otra ruptura. La de casarse para procrear, yo me caso para ser solidario, para compartir, para tener una vida conjunta... y la procreación puede llegar en algún momento, claro, pero no debe ser el objetivo del matrimonio ni de formar una familia”.

Ellos enviaron el documento elaborado por el abogado Rincón Perfetti a tres notarías de Medellín, pero solo de la Sexta respondieron. Afirmativamente. Y para su sorpresa, muy rápido.

"Esta es una apuesta no solo desde lo individual, también tiene que ver mucho con la construcción de una nueva mentalidad de país, que lógicamente no vamos a llegar nosotros con la súperbandera gay a cambiar este cuento, pero sí sabemos a lo largo de los 18 años que llevamos Manuel y yo juntos, que se han hecho las transformaciones", dice Rodríguez.

Temas relacionados:

Déjanos tus comentarios